Wednesday, June 20, 2018

The Heart in Poems: Enrique Mesa




Corazón, vete a la sierra;
derrotado del amor,
viste sayal de pastor
y oye el cantar de la tierra... 

Corazón, vete a la sierra 
y acompaña tu sentir
con el tranquilo latir
del corazón de la tierra.

Tuesday, June 19, 2018

Words in Books: El dolor de los demás




Regresarás entonces a estas notas dispersas. Darás forma a los garabatos que una tarde arrojaste a la basura. Comprenderás que el muro de niebla jamás logrará disiparse, que la noche amarga permanecerá anclada en el tiempo. Pero también intuirás por fin lo que late detrás de la bruma. Descubrirás entonces las grietas por donde la luz se cuela. Y entenderás por vez primera lo que importan las palabras. Las que duelen y las que salvan. Las que se escriben en un cuaderno y las que se dicen al oído. Las que se guardan en el alma y las que tardan media vida en llegar.

Monday, June 18, 2018

Letters in Books: Siete cuentos morales


"A book is the only place in which you can examine a
fragile thought without breaking it, or explore an explosive idea
without fear it will go off in your face. It is one of the few havens
remaining where a man's mind can get both provocation and privacy".

Acercándome al nobel surafricano J. M. Coetzee. Graduado en Matemáticas y en Lengua Inglesa, trabajó como programador de ordenadores, investigador, profesor, traductor y crítico literario.

El texto que me lo descubre es Siete cuentos morales (2018), un libro que se publica en español antes que en inglés. ¿La razón? El desencanto. Coetzee dice que no se identifica con el inglés. "Todo el mundo parece entusiasmado con la globalización del idioma, pero no se dan cuenta de lo que supone. Un idioma da la visión de la cultura en el que nace. Y lo que el inglés conlleva, no me interesa”.



La protagonista, Elizabeth Costello es, en palabras del autor, "arrogante, dominante, intolerante y escéptica frente a la racionalidad humana". Apareció por primera vez en Las vidas de los animales (1999) y toma el candelero de nuevo para desasosegarnos en Siete cuentos morales, un grupito de historias tersas y enigmáticas que nos desbaratan los principios con su análisis y disección del miedo, la culpa, la infidelidad, el dolor y el sufrimiento, la vejez y la muerte, la belleza, el alma y las elecciones que hacemos en nuestra vida.

"Por eso, cuando termine, dentro de tres meses o tres años, o lo que sea, volverá a ser una mujer casada, casada todo el tiempo, noche y día, y en su memoria quedará enterrado el recuerdo de cómo es estar tendida en una cama en un cálido día de verano, devorada por la mirada de un hombre que - aunque no pueda pintarla -llevará para siempre grabada en el corazón esta imagen de belleza desnuda" (p.29)

"Una palabra que sugiere un paisaje invernal y que, de alguna manera, se me ha quedado adherida, como un perro vagabundo que se arrastra detrás de mí dando gañidos y que no consigo echar. Me persigue. Me perseguirá hasta la tumba. Se quedará al borde la tumba, mirando y ladrando: lúgubre, lúgubre, lúgubre" (p.46)
"Él hizo ese viaje para hablar de la muerte, de la proximidad de la muerte, de la muerte de su madre y de cómo prepararse para ella" (p.73) 
"Detesto esa manera de pensar que ve la vida como una sucesión de problemas que el intelecto debe resolver" (p.78) 
"El mundo no sigue andando gracias al amor sino gracias al deber. El amor es agradable, un plus agradable. Pero no se puede contar con él, desgraciadamente. No siempre surge" (p.87) 
"Pero llega un momento de la vida en el que tenemos que transigir y hallar un punto intermedio entre lo que queremos y lo que es conveniente, entre la independencia y la protección" (p.94) 
"Querida, llegará el día en que a nosotros también tendrán que decirnos la verdad, la verdad sin rodeos. ¿Hacemos un pacto? Prometámonos mutuamente que no nos mentiremos, que por difíciles que sean las palabras concretas, las pronunciaremos" (p.96)
"Heidegger tuvo un famoso affaire no demasiado bien visto con Hannah Arendt cuando ella era alumna suya. En las cartas que le envió, en las que se han conservado, no dice ni una palabra sobre sus relaciones íntimas. No obstante, pregunto: ¿qué buscaba Heidegger a través de Hannah, a través de cualquier otra de sus amantes, si no era ese instante en que la conciencia se concentra con estremecedora, excluyente, intensidad antes de extinguirse?" (p.108) 
¿Hay salvación de la salvaje complejidad de la vida? ¿Tenemos los ojos abiertos a los pollitos que son triturados por razón de su sexo? ¿O necesitamos la visión lacerante del matadero de cristal para comenzar a ser conscientes de la esencia, de lo puro? Ojito, Coetzee no seduce, sólo muestra y enseña observando impasible cómo se nos reseca la boca y se nos encoge el estómago mientras nos hundimos poco a poco en las arenas movedizas de la duda.

Sunday, June 17, 2018

The Heart in Poems: William Cliff



LE MESSIE 

(15)
Viens vite ô Grand Voleur de coeurs fragiles
viens m'arracher au feu de la cuisine
je suis un orphelin devant l'hiver
et j'attends que le Vent chauffe le fer
rouge qui doit s'enfoncer dans ma vie
à tout jamais pour me tuer aux pires
banalités du ronron quotidien:
j'aimerais vivre en Homme et non en chien.

Dans Marcher au charbon (2014)

Saturday, June 16, 2018

Hands in Poems: Nuno Júdice (III)



FLASHBACK

 Podia ser aí. Contigo. Com o teu corpo
ainda nu, ou vestido da luz que entra pelas
persianas velhas, trazendo a tremura
das folhas na trepadeira do quintal.

Podia ser de manhã, ou de madrugada,
sabendo que teria de te abraçar para que não
desses pelo frio, com o quarto ainda
húmido da noite, num fim de outono.

Podia não ter sido nunca, se não fossem
assim as coisas: a tu mão ao encontro da 
minha, no tampo da mesa, como se fosse
aí que tudo se jogasse, entre duas mãos.

Friday, June 15, 2018

The Heart in Poems: Eduardo Galeano (IV)



Me gusta la gente sentipensante, que no separa la razón del corazón. Que siente y piensa a la vez. Sin divorciar la cabeza del cuerpo, ni la emoción de la razón

Thursday, June 14, 2018

Hands in Poems: Erri De Luca (IX)


Traducción de Fernando Valverde con la colaboración de Eden Tosi

LA LINEA
Ecco la foto della mia mano,
dove ogni zingara trova la linea del tuo nome,
una via maestra que punta diritto
al battito del polso e lo governa.

LA LÍNEA
He aquí la foto de mi mano,
donde toda gitana encuentra la línea de tu nombre,
una calle principal que apunta directamente

al golpe del pulso y lo gobierna.